Inicio | Blog | Cuevas imprescindibles de Borneo

Cuevas imprescindibles de Borneo

En un momento u otro, la vida hace que todos queramos escondernos en una cueva. Así que, ¿por qué no aprovecharlo y convertirlo en uno de los aspectos más destacados de su próxima visita a Borneo? Esta isla es un auténtico paraíso de cuevas de visita obligada, de todas las formas y tamaños. Así que si es usted un espeleólogo experimentado, un amante de las vistas románticas o un entusiasta observador de la vida salvaje, hay un destino cavernoso perfecto para usted.

¿Cuál es su cueva perfecta? | Cuevas imprescindibles de Borneo

Una cueva no es sólo una cueva. Estos lugares de visita obligada varían en tamaño, geología y atmósfera. Por no hablar de la gama de excursiones que se ofrecen dentro de cada destino. Si tiene tiempo, ¿por qué no ir a verlos todos? Pero si no es así, tendrá que priorizar cuáles visita durante su estancia.
Tú también…

…¿Aventuras?

El Parque Nacional de Gunung Mulu alberga una asombrosa variedad de cuevas. Entre ellas, las cuevas Racer y Lagang. Podrá explorar rocas subterráneas a la luz de las antorchas, trepar por pasadizos e incluso hacer excursiones nocturnas. Este lugar saciará la sed de los espíritus cavernícolas.

…¿en la magia?

Casi todas las cuevas tienen un toque etéreo. Con inusuales formaciones rocosas naturales, luz difusa y revestimientos musgosos, las cuevas son el escenario perfecto para encender la imaginación. Las cuevas espectáculo de Mulu, como la Cueva del Viento, son el destino ideal para soñar despierto con un poco de magia.

…¿En la Historia?

Las cuevas de Borneo tienen muchas historias que contar, desde la prehistoria hasta las civilizaciones más recientes. Encuentre artefactos antiguos en las cuevas de Niah y un lugar de enterramiento de la Edad Media en Batu Tulug. Por ello, estas cuevas son ideales tanto para los amantes de la historia como de la geografía.

…¿en la naturaleza?

En la mayoría de las visitas a cuevas hay animales salvajes. Desde las golondrinas que anidan en las cuevas de Gomantong hasta los murciélagos que revolotean por la cueva del Ciervo en Mulu, pasando por las serpientes que habitan en lo más recóndito de las cuevas de aventura. Incluso puede combinar una excursión a la cueva de Gomantong con otra por el río Kinabatangan para disfrutar al máximo de la vida salvaje.

¿Dónde están las cuevas?

Hay cuevas por toda la isla, pero nos centraremos en un par de lugares en los que podrá vivir experiencias realmente espectaculares.

Sandakan

Cuevas de Batu Tulug

Este escarpado acantilado de piedra caliza alberga las cuevas de Batu Tulug. Son yacimientos arqueológicos y se separan en tres cámaras, la inferior, la intermedia y la superior. Cuando se excavaron, estas cuevas albergaban unos 125 ataúdes de troncos de madera. Estas piezas talladas se asemejan a búfalos, cocodrilos, serpientes y lagartos. Se exponen en las cuevas central y superior, lo que añade un toque histórico a la experiencia. La elección de las tallas de animales refleja las creencias del pueblo kinabantang en la Edad Media. Se creía que los cocodrilos, por ejemplo, estaban relacionados con la muerte. Dado que las cuevas de Batu Tulug son esencialmente un museo, aquí se encuentran todas las instalaciones que cabría esperar. Así, desde los aseos hasta un centro de información y cabañas de descanso, la experiencia del visitante es sumamente cómoda.

Cuevas de Gomantong

Es famoso por albergar miles de murciélagos de cola libre y bandadas de vencejos. Licencias La recogida de nidos se realiza dos veces al año de forma sostenible para proteger la población de aves. Las cuevas son una intrincada red de cámaras. Sin embargo, al nombrarlas, Gomantong se refiere a las dos cámaras principales, que reciben su nombre del color de los nidos que se encuentran en su interior: La cueva Negra, de fácil acceso, y la Blanca, más difícil. Para quienes tengan experiencia en espeleología y busquen una experiencia más aventurera, la cueva Blanca es ideal, aunque requiere concertar cita previa, ya que no hay acceso al público en general. La cueva Negra tiene hasta 90 metros de altura y, a sólo cinco minutos a pie del centro de registro, es ideal para combinarla con un crucero fluvial. De este modo, los aficionados a la vida salvaje pueden experimentar tanto la fauna de los ríos como la de las cuevas en un solo día.

Sarawak

Parque Nacional de Niah

Las cuevas de Niah están enclavadas en la ladera de una montaña de piedra caliza y son el lugar del asentamiento humano más antiguo registrado en Malasia, hace unos 40.000 años. La Gran Cueva de la entrada sorprenderá a los visitantes por su enorme tamaño. Dentro de la red de cámaras, la oscura “Cueva de la Luna” puede contemplarse a la luz de una antorcha, y la Cueva Pintada muestra imágenes murales de figuras humanas. Estos dibujos datan de hace unos 1.200 años y servían para vigilar las cámaras funerarias dentro de la propia cueva. En la cueva se exponen objetos, por lo que visitarla es como visitar un museo. Sin embargo, toda esta historia no resta valor a la naturaleza de estas cuevas. Las poblaciones de murciélagos desnudos y vencejos son un espectáculo espectacular y los lugareños con licencia siguen recolectando nidos de vencejos. De hecho, los tablones de madera que cuelgan del techo de la cueva muestran por dónde acceden las familias a los nidos en desuso para cosechar.

Parque Nacional de Gunung Mulu

Cuevas de Clearwater y Wind

Esta cueva, a la que se accede principalmente en barco, es otra enorme cámara. Con 107 km de longitud, es la cueva más larga de Asia. Las excursiones en barco llevan a los visitantes tanto a la cueva del Viento como a la de Clearwater, ya que a esta última se accede a través de la primera. Las formaciones rocosas iluminadas de la cueva del Viento, como estalactitas, estalagmitas, rocas de flujo, helictitas y corales de roca, la convierten en el sueño de cualquier fotógrafo. Luego, una vez en Clearwater, podrá acceder a zonas de picnic, paseos e ¡incluso bañarse! Las mariposas son habituales en estas cuevas, lo que añade aún más magia al lugar.

Cueva del Ciervo

Una caminata de 3 km por tablones a través de pantanos y afloramientos calcáreos le llevará a la Cueva del Ciervo. En su punto más bajo, el techo de esta cueva sigue teniendo 90 metros de altura y anchura. Los visitantes nocturnos pueden presenciar el éxodo de miles de murciélagos de cola libre. Un agujero en el techo de la cueva permite disfrutar de partes de la cueva con luz natural, así como de las secciones iluminadas que encontramos en otras cuevas.

Cuevas de aventura

Para los visitantes que busquen más adrenalina, las cuevas más desafiantes del sistema son Lagang Cave, Racer Cave y Sarawak Chamber. En todas las cuevas se dan cabida tanto a principiantes como a expertos.

Con tal variedad de cuevas en Borneo, hay un destino para todos, sin importar la edad o la forma física. Estas vistas son para verlas en persona, y las fotografías que pueda ver sólo insinúan la maravilla que encierran. Así que en su viaje asegúrese de programar su experiencia perfecta en una cueva.

Carrito de compra
Scroll al inicio