Inicio | Blog | 9 razones para bucear por primera vez

9 razones para bucear por primera vez

¿Qué tipo de viajero es usted? Apostamos a que eres de los que quieren
para intentar bucear por primera vez.

¿Cómo podemos estar tan seguros?

Bueno, tal vez usted es un que no quiere perderse nada tipo de viajero. Su planificación es meticulosa, con vuelos, alojamiento y actividades perfectamente programados. Un curso de submarinismo encajará perfectamente en ese horario, y es una experiencia que no se puede perder.

O tal vez usted es un abrazar la libertad libertad. Te dejas llevar y vas donde te dicta tu capricho, dejando que el destino decida adónde te llevarán tus experiencias. Sin duda, disfrutará de la libertad de la exploración submarina.

¿Y si eres un a distancia viajero? Eres prudente y te gusta ver las cosas a distancia sin correr demasiados riesgos. Lo mejor del submarinismo es que se trata de un proceso de aprendizaje estructurado que le permite observar la vida salvaje desde el principio.

¿Qué te parece adictos a la aventura aventuras? Probablemente no sea tu primera vez. Pero no pasa nada. Tenemos cursos de buceo para todos los niveles.

Probablemente usted se encuentre en algún punto intermedio entre todos estos “tipos”, así que siga leyendo para conocer algunas razones de peso por las que sabemos que se enamorará del buceo…

1. Experimentar la vida marina

Hay otro mundo ahí fuera. El submarinismo le permitirá conocer de cerca a las criaturas marinas locales, desde estupendas tortugas y espectaculares caballitos de mar hasta curiosos corales y curiosos peces. Un entorno de buceo es único por lo cerca que permite estar de la vida salvaje. Pero nadar con estas criaturas no es sólo un espectáculo fascinante. Piense en lo relajante que es contemplar una pecera tropical… ¡y multiplíquelo por cien!

2. Lograr la paz

No sólo los fascinantes dibujos de las criaturas marinas transmiten una sensación de paz a los buceadores. Bajo el agua experimentará una dimensión diferente de tranquilidad. Es un silencio que no es realmente silencio, sino que es totalmente natural. El silencio puede ayudarte a alcanzar la perspectiva. Los sonidos que experimenta proceden del movimiento del agua y de las criaturas que se desplazan por ella. Una cosa es segura: los sonidos de la agitada vida moderna están absolutamente ausentes. Fabuloso.

3. Facilidad de aprendizaje

Es como montar en bicicleta: una vez que aprendes, nunca miras atrás ni lo olvidas. No necesitas ser un nadador increíble. La principal habilidad que debes tener es saber respirar, y nos atreveríamos a decir que tienes bastante práctica en ello. El aspecto del equipo de buceo puede parecer desalentador, pero el uso del equipo y la comprensión del procedimiento son los principales elementos de aprendizaje que pronto se desmitificarán. Las primeras experiencias de buceo te mantendrán en aguas relativamente poco profundas para que puedas aumentar tu confianza. Como en una bicicleta, es la confianza la que te llevará al siguiente paso.

4. Unirse a una Comunidad

Su primera experiencia de buceo le introducirá en una comunidad amistosa y abierta. La comunicación es clave para la seguridad en el buceo, por lo que rápidamente desarrollarás relaciones estrechas y de confianza con aquellos con los que compartas tus primeras sesiones de buceo. La comunidad de buceadores en general es solidaria y alentadora. Al formar parte de ella, puedes conocer a otras personas que comparten tus intereses, prioridades y amor por el océano.

5. Proteger la vida marina

Cuando te apuntas a un curso de buceo, parte del dinero que pagas se destina a apoyar la conservación de los océanos locales, normalmente a través de una licencia o permiso
esquema. ¿Y mientras estás bajo el agua? Parte de tu proceso de aprendizaje incluirá cómo bucear de forma responsable y consciente entre los fondos marinos.
medio ambiente. Además, cuando presencie de cerca la belleza y la tranquilidad de la vida bajo el océano, comprenderá la necesidad de trabajar duro para preservar este mundo.

6. Activa tu cuerpo | Dar el paso

Como en cualquier deporte, el buceo pone en movimiento los músculos. Aunque sólo necesitas conocimientos básicos de natación para probar el buceo por primera vez, no por ello dejas de estar activo. Es una actividad de mínimo impacto, ya que estás totalmente sumergido, y el agua sostiene tu cuerpo, por lo que es ideal para todos los niveles de forma física. Además de mantener los músculos en movimiento, durante una inmersión gran parte de su autoconciencia se centrará en la respiración. Al igual que otras actividades centradas en la respiración, como el yoga, este ejercicio ejercita tanto el cuerpo como la mente.

7. Segundo a los viajes espaciales

Una ventaja adicional de estar sumergido es lograr la experiencia de la gravedad cero. La mayoría de nosotros nunca viajará al espacio, pero explorar el océano le sigue de cerca. Incluso hemos oído describir a algunas criaturas marinas como “pequeños extraterrestres”. El fondo marino es la parte menos explorada de la Tierra, y usted puede vivir su propia aventura de descubrimiento en su primera inmersión. Con ello llega una gran sensación de libertad y se amplían los horizontes.

8. Es un asunto de familia

¿Busca una actividad para disfrutar con los niños? El buceo es ideal para ello y se puede disfrutar desde los 8 años con una experiencia centrada en los jóvenes o desde los 10 con un programa de certificación. Los niños tienen por naturaleza un gran sentido de la aventura y la curiosidad, por lo que bucear en familia puede sacar a relucir el explorador submarino que también llevan dentro los padres. También tendrá un catálogo de fantásticos recuerdos que podrá apreciar durante años.

9. Una actividad para todas las estaciones

La visibilidad puede variar, pero se puede bucear en cualquier época del año. Así que siempre que reserve unas vacaciones o un viaje, es probable que pueda encontrar un punto para probar el submarinismo por primera vez. Recuerde que las criaturas migratorias son más comunes en ciertas aguas en épocas específicas del año, por lo que si tiene el corazón puesto en ver un tiburón ballena, ¡tendrá que ser un poco más organizado!

Incluso si la idea de encontrarse cara a cara con luminosas y exóticas criaturas marinas le pone los pelos de punta, le instamos a que se enfrente a su miedo. Sumergirse en una primera experiencia de buceo puede abrirle la mente y ampliar sus horizontes. Quizá descubra que el submarinismo revoluciona su vida, así que ¿por qué no se anima?

Carrito de compra
Scroll al inicio