Inicio | Blog | 5 consejos para sobrevivir a la escalada del monte Kinabalu

5 consejos para sobrevivir a la escalada del monte Kinabalu

No hay dos pasos iguales, ya que el paisaje cambia cada cientos de metros para ofrecerle una nueva e impresionante vista de Borneo.

Acerca del Monte Kinabalu

Lo primero, y quizá lo más importante que debe saber sobre el monte Kinabalu, es que es la montaña más grande de todo el Sudeste Asiático. Tiene 4.095 metros de altura y está rodeado (y cubierto en las partes bajas de la ruta de escalada) por densos y frondosos bosques tropicales. Es un reto de escalada popular tanto para turistas como para lugareños, que ven en la cumbre una gran aventura. Para ayudarle a realizar la ascensión al monte Kinabalu, hay docenas de operadores turísticos (¡incluidos nosotros!) que se encargan del transporte, los servicios de guía y organizan el alojamiento para la subida. Para la mayoría se trata de una excursión de dos días, que se inicia por la mañana temprano y en la que se pernocta en una cabaña a mitad de camino. Si madruga lo suficiente el segundo día, llegará a tiempo para contemplar la salida del sol sobre los picos de las montañas, y créanos, ¡no lo olvidará fácilmente!

#1 – Llevar el equipo adecuado

Esta escalada no es apta para cardíacos, por lo que debes asegurarte de que tienes todo lo necesario para mantenerte seguro y con energía. Si estás en forma y gozas de buena salud, sólo necesitarás un equipo básico de escalada, ¡no tendrás que escalar paredes escarpadas! Lleva ropa cómoda que no absorba el agua y te mantenga fresco, y caliente si lo necesitas. También deberías tomar:

– Una mochila pequeña
– Chaqueta impermeable, y pantalones si los quieres
– Una linterna frontal para las primeras horas de la mañana
– Una botella de agua – hay muchos puntos para rellenar a lo largo del camino
– Aperitivos muy energéticos, incluido el almuerzo
– Un botiquín básico de primeros auxilios, que incluya tiritas para las ampollas
– Calcetines gruesos de montaña
– Ropa limpia para el segundo día
– Dinero
– Artículos de aseo básicos: ¡no olvides los analgésicos para las piernas doloridas!
– Gafas de sol (por si tienes mucha suerte)
– Su cámara: ¡no querrá perderse ni una foto!

Si aún no tienes nada de esto, no te preocupes. En la ciudad de Kota Kinabalu hay tiendas de senderismo y actividades al aire libre que pueden equiparte con todo lo que necesites.

#2 – Prepárese para el mal de altura

El mal de altura puede acabar con cualquier alpinista, por muy veterano que sea o por muy buena forma física que tenga. Lo han sufrido tantos escaladores experimentados como novatos, así que no te lo tomes a la ligera. En su lugar, tome precauciones para asegurarse de que no le arruine el viaje. Puede probar diversos medicamentos o técnicas (puede leer más sobre ellos aquí), pero la forma ideal de evitar el mal de altura es la aclimatación. Así que, si puede, pase la noche a gran altitud antes de la ascensión, en algún lugar como el Parque Kinabalu, que se ofrece como parte de nuestro paquete de 3 días de ascensión al Monte Kinabalu. Si sientes que te mareas o tienes náuseas durante la subida, no te esfuerces. En su lugar, quédate quieto (no te sientes ni te tumbes) y comprueba si vuelves a la normalidad al cabo de unos minutos. Si no lo haces, puede que tengas que abandonar la escalada.

#3 – Tómate tu tiempo

Cuando se inicia la ascensión, puede resultar tentador salir corriendo, disfrutando de las vistas de los alrededores mientras se mantiene la vista fija en hacer cumbre rápidamente. Pero cuando se trata del Monte Kinabalu, lo mejor es ir despacio y con calma. La ladera de la montaña es resbaladiza, está cubierta de humedad y vegetación, y es muy fácil hacerse daño. Así que asegúrate de mantener un ritmo constante y de hacer descansos regulares (pero cortos). Detenerse durante demasiado tiempo puede hacer que el cuerpo se enfríe, lo que dificultará la continuación de la actividad. Intenta caminar en zig-zag e inclinar un poco el peso de tu cuerpo hacia atrás, esto reducirá los dolores articulares y evitará que resbales.

#4 – Mantente hidratado

La hidratación es muy importante en el día a día, pero cuando se trata del esfuerzo físico y la altitud de escalar una montaña, es esencial. Puede que el Monte Kinabalu sea un paraíso tropical, pero toda esa humedad le deshidratará aún más rápido. Mantener la hidratación es esencial para conservar la energía y sobrevivir a una escalada. Estimamos que necesitará beber un mínimo de cuatro a cinco litros de agua al día mientras asciende, por lo que necesitará llevar una botella de agua grande (o 2 más pequeñas) para rellenar mientras asciende. También le recomendamos que lleve pastillas potabilizadoras para usar en los puntos de recarga, ya que la calidad del agua puede variar.

#5 – Recuperación postescalada

Cuando termine de descender la montaña, se sentirá exhausto y listo para desplomarse en su cama y dormir durante una semana. Y créanos, tendrá que hacerlo. Pero antes, date un merecido baño caliente para relajar los músculos. En los días posteriores, lo mejor es seguir moviendo suavemente las piernas mientras los músculos se recuperan. Prueba a nadar suavemente en las aguas tropicales del Parque Marino Tunku Abdul Rahman o únete a una excursión de buceo si también te sientes con fuerzas para encontrar a Nemo.

En Borneo Dream organizamos una amplia variedad de expediciones de senderismo por la selva y alpinismo, ideales si desea contemplar las vistas de Borneo desde las alturas. Organizamos regularmente ascensiones guiadas de 2, 3 ó 4 días al monte Kinabalu para que pueda disfrutar al máximo de las vistas y los sonidos con un experto a su lado. Si desea más información sobre la famosa ascensión al Monte Kinabalu o reservar su expedición, póngase en contacto con nosotros hoy mismo.

Carrito de compra
Scroll al inicio